lunes, 30 de junio de 2014

Insomne

                                                                                     Fotografía de Dmytro Honcharov

Las tres y cinco de la madrugada.
Prisionera del insomnio
y casi sin fuerzas para inventar un nuevo día,
miro al fondo de la noche
como una liberación.
La ciudad entera hiede a cementerio,
a tejado pobrísimo.
Todo está dormido en ella.
Todo excepto una penumbra
que adelanta el paso a través de las ruinas.
Enciendo un cigarrillo
y el humo me sabe a cárcel podrida,
a llama concluida.
Lo cierto es que no hay ningún maravilloso sueño
a la vuelta de la esquina.
Todo lo que hay puede palparse con los ojos;
Miseria.
Miseria y un inmenso vertedero de sufrimiento anónimo
que avanza sin ayeres ni futuro.


25 comentarios:

Amapola Azzul. dijo...

Sí, a simple vista, con los ojos podría verse eso, pero con el alma no.
Un abrazo, Guapa.

Rafael dijo...

Pero a pesar de ver todo eso hay que seguir luchando, ¿no crees?
Un abrazo.

Amapola Azzul. dijo...

Todo está dormido en ella, menos una luz que no está en ruínas, Un beso.

( se supone que la luz eres tú)

Te lo digo por si no la ves.

ivan dijo...

Simplifica tu vida, seguro que lo más básico y necesario no te pone así.

El día, la luz, son más positivos.

Besos

Pluma Roja dijo...

Qué tristeza con aburrimiento o más aburrimiento que tristeza. Es mejor leer un buen libro hasta que nos de sueño. ¿No crees?

Cariños.

Bichita23 dijo...

El Insomnio soy yo, nunca superado ... se de que se trata y de cuantas noches pensando de que forma se va la vida hasta que amanece igual sigo insomne y me sabe igual el día Besos

Noelplebeyo dijo...

Inherente a esta sociedad en decadencia

TORO SALVAJE dijo...

Ya estás muerta.
Bien.
Ahora podremos pasear cogidos de la mano por lo que fueron nuestras vidas.

Besos colega.

sinparaguas dijo...

Es precioso aunque desprende una sensación de derrota terrible.

Un beso

la MaLquEridA dijo...

Desolador insomnio.

De barro y luz dijo...

A través de las lentes del insomnio se reproduce el Esperpento de los espejos del callejón del gato.


Bss

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

La culpa es del tabaco. Me juego la cabeza que te azuza el insomnio por fumar. Además eso influye en tu visión de la ciudad. La ves envuelta en humo (de cigarrillo claro) que no te deja ver desde tu ventana. ;-)

Recomendación: Dejar de fumar.

TriniReina dijo...

Estas cosas son las que nos impelen a huir del insomnio como alma que lleva el diablo. Para no caer en sus garras: las del insomnio, las del pensamiento, las del diablo...

Un gran poema
Besos

Lore dijo...

Es coraje de vivir lo que nos falta en muchos momento de la vida, para levantarnos, para enfrentarnos a situaciones duras, sobre todo a nuestros propios miedos, y dejar tantas velas sin encender.
Ojalá tropieces con ese hermoso sueño a la vuelta de esa esquina.
Ánimo Niki..

Besos.

Minimal dijo...

Bienvenida al lado salvaje.

Una vez instalada en él descubres que lo que antes veías negro, ahora es luz que no podías, querías o sabías ver.

Y el acompañamiento musical me gusta, también.

Beso.

Amapola Azzul. dijo...

jajajaj, Un beso.

Linda Aniki,
Eres un cielo.

Abrazos y feliz semana.

MaRía dijo...

Te entiendo perfectamente
ojalá no fuera así ni para ti ni para mi
un beso grande

Shang Yue dijo...

a veces la noche trae consigo todo un vertedero, mas los ojos de la belleza deberían dormir… a las 3 y poco de la madrugada…

elisa lichazul dijo...

tu insomnio es fatal
los míos son absolutamente catárticos y los disfruto a concho

bss

Amapola Azzul. dijo...

Qué buen poema, Aniki.
Un beso,

Enhorabuena por el post.
Un abrazo.

Me gustó bastante, Un beso.

Amapola Azzul. dijo...

La poesía es la que avenza...
Un beso.

Enhorabuena, Aniki,
Feliz semana.

Sara dijo...

La noche tiene muchas caras, unas negativas y otras positiva como por ejemplo que resulta ser fuente de inspiración.
Un saludo :)

J. R. Infante dijo...

A esas horas de la madrugada se ven todos los fantasmas, los propios y los ajenos.
Tremendo tu poema, Ani.
Un abrazo

Cielo dijo...

Vaya, sin duda
fue una noche negrísima


estupendo poema
enhorabuena!!!

Luis Salares dijo...

A veces la oscuridad que transportamos necesita salir a flote para hacernos entender la luz con más confianza y exigencia. Bello poema.