martes, 26 de marzo de 2013

A GOLPE DE MAR




Escucha cómo me cala tu silencio
cuando viene armado de furiosas tempestades.
Divino silencio que conspira
a mis espaldas
a golpe de viento y mar.
Siente ahora cómo se quiebra el aire
de suspiros
y cómo se debilitan el orgullo y la vanidad
de mi alma mortal
ante tu inmensa y humilde generosidad.
¿Será por el reconfortante canto
de tu solitario amanecer
o por las calmas olas de tu inmutable atardecer
que mi corazón enmudece?
¿Será porque he perdido el timón
y las estrellas
que vengo a reconciliarme
con la espinosa certeza de mi intrascendencia?
La certeza de no ser más que un parpadeo inmemorial
que oscila entre la oscuridad de la noche
y la negrura del día.



Aniquiladora.

 

31 comentarios:

Lichazul dijo...

a golpes de mar y amar en silente incierto es la resulta cuando se nos escurre de los dedos el otro

besitos

TORO SALVAJE dijo...

Es muy bonito este poema.
Realmente precioso.

Felicita al autor/a de mi parte.

Besos.

Pitt Tristán dijo...

Siempre aniquiladora.

MAR dijo...

Un parpadeo inmemorial, que escribe divinamente
Precioso¡
Bss y buena semana.

Noelplebeyo dijo...

magnifico el día y noche

y sus tonalidades

Elcaligrafista dijo...

Pensarse infinita frente al mar y asumir que todo tiene limite, incluso nosotros mismos...

mi beso..

Rorschach Kovacs dijo...

Excelente poema.
Besos.

jonhan dijo...

Me encanta Diana Krall

El silencio hace daño.

Abrazote

Rick Forrestal dijo...

A beautiful post.
I love the image, the feeling. (The kite.)

And Ani, you chose my favorite artist, the perfect song. Diana Krall is so delicious.

Kisses in return.

PMPilar dijo...

No no no has perdido el timón.
Como perderlo, con el numen inspirador de Diana, cantando
Con el forcejeo que se traen aire,
aromas
verdes
rojos sangre entre la intrusa primavera, como de reina absoluta,
pareciendo?
Besos abrazos

Rafael dijo...

Yo conozco otro mar más violento del que describen tus versos, aunque es suave y cristalino, a veces, y otras fiero y bravío.
Un abrazo en la noche.

Carmen Silza dijo...

Ese timón va mu bien. Gracias por tu visita es un placer.Bss

Sarco Lange dijo...

Te doy un consejo de amigo, no te refugies en el viento, el viento trae un drama insospechado, duele, y mucho.

Besos.

NaDa dijo...

Bellísimo poema, Aniki. Hoy me ha calado profundamente "A golpe de viento y mar"
Saludos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Aniquiladoramente existencial y bellamente lírico. Un abrazo. Carlos

Esilleviana dijo...

Estar frente al mar provoca estas emociones. También me encantó el silencio y de qué manera debilita el orgullo y la vanidad del alma mortal :))

enhorabuena poetisa :)

un abrazo

Darío dijo...

Yo creo que, desde esa intrascendencia nos hacemos majestuosos... Un abrazo.

MAMUMA dijo...

Presioso el conjunto de palabras y fotografía.

Ángel Iván dijo...

Casi mejor no saberlo, pase lo que pase estrujamos ese espacio de tiempo finito.
Que sepas que me has llevado a cierta playa de cerca de Ferrol con temporal y las olas batiendo contra las rocas, te parecerá raro, pero ese día me sentí parte de ese agua.
Besotes.

Jerónimo dijo...

Un poema muy espiritual,muy trascendente.
Hay silencios que gritan cual oleaje furioso contra las rocas.

Ha sido un placer llegar hasta tu blog.Y gracias por visitar el mío.

Saludos.

Ladrón de Guevara dijo...

Una semana sin pasar entrar en internet... Gracias por traernos esta pieza, que cómo los buenos poemas, trata de lamentos y de dudas.

Es duro aceptar que somos efímeros, pero a la vez alivia saber que nuestras dudas quedarán encerradas en las letras de este poema.

Eso alivia un poco la conciencia.

Cuídate.

Elcaligrafista dijo...

El mar dice muchas cosas con su voz de futuro y manos de horizonte. Y cuando habla sin voz, en lo estático del tiempo, somos apenas nada...

mi beso, preciosa poesía.

Lichazul dijo...

muchas gracias por tu huella ANIKI
besitos y que esta semana sea genial para ti
:D

PMPilar dijo...

'regreso
no tarde
con la certidumbre de llegar a tiempo del parpadeo inmemorial
entre la oscuridad de la noche y la negrura del día.'
Hoy es negro de humo aún. Por poco,
mas negro negro negro. Lástima.

besos, Aniquiladora

Amapola Azzul dijo...

Por favor aniki¡¡, tú no eres ningún parpadeo, precisamente, aquí eres poesía, y bueno da igual lo trascendente o no del asunto, besos.

Amapola Azzul dijo...

Y otra cosa Aniki, tu alma no me parece nada mortal, besos.

Ni te preocupes por comprobarlo.

Saludos.

Amapola Azzul dijo...

Simplemente créeme.

María dijo...

Las olas hablan y se sienten desde su amanecer.

Un beso.

j. dijo...

Para no ser más que un parpadeo que oscila entre la oscuridad de la noche y la negrura del día, has elegido un nombre muy tremendo tú ;)

Ah claro, me he dejado algo: un parpadeo inmemorial. Me gusta eso. Sí. Parpadeo inmemorial. Una aniquiladora que es como un parpadeo inmemorial... Sugerente.

Luis de Burg dijo...

me animé a comentar esta entrada por la imagen que me encantó al sólo verla, quedé atrapado en esa inmensidad, en ese vacío que parece una mezcla de cielo y mar, la cometa, la banca, el violín, el vestido blanco de la niña con su cabello dorado, es un imán para mis pupilas gastadas con la vejez....

tus letras, guardan aquel sentimiento atrapado entre el músculo y los huesos, con ese sabor a dejarse transmutar hacia ese universo complicado del tiempo, que nos empuja a simplemente desear corregir pequeños momentos de nuestro pasado, sueños que nos susurran que todo mejorará, mientras seguimos esperando en una vía, un autobus que ya nunca más pasará, me ha gustado de principio a fin y llena por completo la imagen de tu entrada, excelente blog, gracias por la visita

Aniquiladora dijo...

Qué bellas palabras me dejas, Luis. Toma la fotografía. Me encantaría que la tuvieras.


Gracias y un beso enorme.