domingo, 29 de noviembre de 2009

Diciembre


Días de diciembre,
¡cómo os temo!
llegáis jubilosos,
alborotando,
las calles se lucen en gala,
y en los hogares,
destellos de lumbre
y aroma de leña.
Días de diciembre,
días de amargura,
apenas amanece,
ya es noche oscura...
reza el refrán.
Días de diciembre,
¡cómo os temo!
me lleváis por la tierra del olvido
errando tiempo y distancia,
póstuma la estrella
que aún brilla.
(Aniki)

18 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Los fríos días de invierno
con tu poema
más cálidos son.
Un placer acercarse a tu espacio.
Cálido abrazo.

José Antonio dijo...

Me pasa la misma sensación que a ti. Diciembre para mi es un mes raro y esas fiestas me acaban de rematar.
Cada año realizo un poema, bastante demoledor, sobre la hipocresía de esas fiestas, en las que nos volvemos por arte y magia todos buenos durante unos días.
Ha sido un placer leerte.

Manuel Palacios dijo...

Realmente es un mes en el que se mezclan muchos sentimientos, que en algunos casos se acrecentan por toda esta cultura festiva navideña...

Yo también opino que es una hipocresía, aunque si por ello las personas consiguen impulsarse a ser mejores, aunque sea por unos días, de algo sirve.

Un abrazo Aniki, me ha gustado mucho.

aniki dijo...

¡Hola, Paco!. Muchas personas prefieren el verano, a mí me encanta el invierno, con sus frías y oscuras noches. Entre la nostalgia y la alegría, intento disfrutar de estos días.

Como tú dices, un cálido abrazo. Aniki.

aniki dijo...

Así es, José Antonio. Acabo con los sentimientos hechos un lío. Uno va de casa en casa como si nada. Y digo yo: ¿no hay más días al año? ¿Por qué todo este cariño dura tan sólo un mes? ¿Qué hay del resto del año?. En fin, como tú dices... "un mes muy, muy raro".

Espero impaciente ese poema.

Besos, Aniki.

aniki dijo...

Manuel, nada que añadir a tus palabras. Tu comentario lo dice todo, y con gran ternura. Tienes razón, entreguémonos al amor aunque sólo sea por unas horas. Me encanta leerte.

Besos. Aniki.

Anónimo dijo...

Los fríos navideños al visa calientan un montón.

aniki dijo...

Me has hecho reir, anónimo. ¡Muy elocuente!. Sólo por eso te recuerdo un dicho: "Quien a VISA no es traidor".

Besosssss, Aniki.

Stanley Kowalski dijo...

Excelente poema! Pero te confieso que lo tuve que leer dos veces. Como aquí es justamente lo contrario. Los días son eteeeeeeeeeeeernos, hace calor, y cuanta menos ropa mejor, jajajja!!

Gracias por visitarme.

BESOTES Y UNA BUENA SEMANA!!

TORO SALVAJE dijo...

Como te entiendo.
Yo no sólo les temo sino que me aterrorizan.
Ansío el 7 de enero.

Besos.

Nacho dijo...

Supongo que la alegría va por barrios.
Unos desean que lleguen rapido y poder pasar unos días con la familia y otros desean que pasen lo más rapido posible, incluso algunos desearian que no existieran.
Hay gente pa´too.
A mi particularmente me resulta un poco agobiante tanto consumismo.

Un beso.

aniki dijo...

Hola, Stanley! a mí también me resulta extraño imaginar una Navidad tebia y veraniega, y en cuanto a lo de "menos ropa mejor", pues tienes razón jajaja.

Un beso enorme, Aniki.

aniki dijo...

Tranquilo, Toro, el año próximo, por estas fechas, buscaré un lugar cálido y tranquilo donde refugiarnos. Y nada de volver el siete, volveremos el seis, ¡DIA DE REYES!.

Un besazo, Aniki.

aniki dijo...

Nacho, me alegra verte por aquí. Está claro que cada uno vive estas fechas de un modo distinto. Yo, extremando mi sinceridad, te diré que las primeras luces que anuncian la Navidad me estremecen y me emocionan. Pasado el 25 me agobio, y ya estoy deseando que llegue el 6 de enero para darle puerta a las fiestas. En cuanto a la familia, pues qué te voy a decir, considero que mi familia es aquella que se acuerda de mí durante todo el año, y que está a mi lado cuando más lo necesito. El resto viene por compromiso, y sinceramente, no lo necesito.

Un besazo. Aniki.

Elías dijo...

Diciembre tiene todo eso: días sin más, como de espera, y días intensos y profundos. La superficialidad de la publicidad, y lo auténtico de sentimientos que surgen como de la nada. La vehemencia del artificio, y la naturalidad de sus frios a veces nevados. Me gusta muchísimo tu blog, lo frecuentaré. Buena estética, muy de agradecer. Un abrazote.

aniki dijo...

No cabe duda de que Diciembre es un mes muy especial, entre la alegría y la nostalgia.
Me alegra que te guste el blog. Espero que nos sigamos visitando a menudo.

Con cariño, Aniki.

Quetzalli dijo...

Suman nostalgias, adioses, ausencias,pero tambien alegrias, novedades, inventarios... el frio, meterse a la cam temprano , oscurecer del dia abirgarse....
Muchos sentimientos, muchas situaciones, muchos contrastes....me gusta mirar, me gusta callar y qiza meditar abrigada y solitaria

aniki dijo...

¡Quetzalli, cuánto tiempo! Me alegra un montón leerte. Un abrazo.

Tu amiga, Aniki.