jueves, 14 de agosto de 2014

Óxido




Concluido el sueño,
dos esqueletos han empezado a trenzar
el olvido en que han de caer.


Aniquiladora

domingo, 6 de julio de 2014

A fuerza de pensarte



Para qué abrir los ojos,
si ya estás aquí,
dentro de mí.
Para qué,
si a fuerza de pensarte
ya te llevo dentro,
de un modo que ni tú ni nadie
puede presentir.


viernes, 4 de julio de 2014

Los ayeres ordenados



Incapaces de callarse
ante la punzada de un recuerdo,
hay gentes que recuerdan,
recuerdan cosas y más cosas,
resucitan siempre,
con cualquier motivo y muy detalladamente,
la vida pasada,
los ayeres ordenados,
sucesivos.
Se tumban en la cama
o en el sofá
y reproducen todas las escenas.
Y vuelven a reproducir las conversaciones,
los actos,
extienden la mano 
y representan,
ilusorio escenario,
la comedia de sus propias vidas,
y paladean el regreso,
la devolución de la memoria,
casi como una alegría derramada,
y así se consuelan.


Yo soy incapaz de tanta resurrección,
¿y tú?


lunes, 30 de junio de 2014

Insomne

                                                                                     Fotografía de Dmytro Honcharov

Las tres y cinco de la madrugada.
Prisionera del insomnio
y casi sin fuerzas para inventar un nuevo día,
miro al fondo de la noche
como una liberación.
La ciudad entera hiede a cementerio,
a tejado pobrísimo.
Todo está dormido en ella.
Todo excepto una penumbra
que adelanta el paso a través de las ruinas.
Enciendo un cigarrillo
y el humo me sabe a cárcel podrida,
a llama concluida.
Lo cierto es que no hay ningún maravilloso sueño
a la vuelta de la esquina.
Todo lo que hay puede palparse con los ojos;
Miseria.
Miseria y un inmenso vertedero de sufrimiento anónimo
que avanza sin ayeres ni futuro.


martes, 24 de junio de 2014

Sueños de una Amapola Azzul


                                                                                               Fotografía de Alexander Drozdín                                                                               

Lejos de mis ojos,
y más lejos aún de los turbios ojos
del mundo
una hermosa flor
se abre a los cuatro vientos
en un abrazo sin límites.

Nada iguala su presencia
cuando deja caer sobre nosotros
todos sus pétalos,
pues su bondad y la dulzura de sus versos
son la más bella conquista
del aire.




domingo, 22 de junio de 2014

El silencio de las piedras





Cada beso que pude
y no quise robar
yace sobre el canto rodado de las piedras
donde se dilata el abismo.



martes, 17 de junio de 2014

Sin decir adiós

                                                                  Fotografía de Natalia Kazakova


Dices que mi recuerdo
te acompaña.
Que soy parte 
de una lista deforme de nombres
que no se olvidan.
Que soy el puñal que te mantiene vivo.
Pero no me dices adiós
sobre los ojos.
Y sin decir adiós,
te habrás ido cargado de cadenas.




sábado, 12 de abril de 2014

El amor



Tú sabías que de mi carne
nacían ortigas
y sin embargo tú seguiste acariciándome
como un río que intenta vanamente escalar los bordes
de un mundo de ensueño.
El amor es tan extraño
que cuando mira hacia el espejo
pone los ojos en blanco.