domingo, 9 de marzo de 2014

Sencillos y naturales

                                                                                          Fotografía: Virginia Ateh

Deseosa de ser liberada, siempre en mi interior acecha aquella niña que fui. Una niña que conserva una intrepidez que la mayoría de los adultos ha perdido. Es descarada, despreocupada, y rara vez percibe las posibles consecuencias de sus actos. No tiene que preocuparse por ofender a la gente de vez en cuando: tiene tanto encanto que sabe que acabarán perdonándola. Esa niña aún no ha perdido su energía y espíritu natural. Ella es un soplo de aire fresco en un mundo precavido y ordenado. Su insolencia se dirige a la sociedad y sus convenciones.  Una sociedad oprimida por la obligación de ser siempre educada y abnegada.

¿Y tú? ¿Has liberado ya a ese niño que se resiste a desaparecer y que nació sin emociones mezcladas, sin dudas, sin miedos, sin mentiras? Un niño que llegó al mundo para descubrir, para compartir, animado por una curiosidad rotunda. Un niño que encarna las tan añoradas cualidades de las personas sencillas y naturales: espontaneidad, sinceridad, sencillez.


33 comentarios:

María Estévez dijo...

Acaso tardo y me retraso en no dejar a esa niña que a veces, llora.

Preciosa entrada
Abrazos.

elisa lichazul dijo...

todos de algún modo llevamos a la intrépida y desprejuiciada nena o nene dentro
y con los años se nos nota más


besitos

Marián dijo...

Pues gracias a la niña que llevo dentro, que me hace rectificar cuando voy por el camino equivocado; cuando quiero ser una mujer hecha y derecha, jajaja, sí, sí, y entonces nos reímos mucho.

Besos.

Tracy dijo...

La liberé hace tiempo y no veas como me alegro.

Bipolar dijo...

Ani, yo no tengo ningún problema con eso, como soy bipolar, paranoico y neurasténico, tengo doble personalidad,(a veces hasta triple)ahora soy niño, ahora soy adulto, ahora soy adulto, ahora soy niño, ahora soy...?, ya he vuelto a olvidar tomarme la medicación, ¿Quién leche soy yo?, ¡¡¡me duele la cabeza!!!.

Un besazo, guapetona.

Rafael dijo...

Algunos tratamos de aferrarnos desesperadamente a esa figura de la infancia, aunque lentamente se nos escapa de las manos.
Un abrazo.

albert dijo...

beautiful blog kisses

Rick Forrestal dijo...

Ooooh, extreme make-up!

I love it.
(...especially with those blue eyes,
and red, red lips.)

Good choice, Ani.
Have a great week!!!

Jhossef dijo...

Mi niño ha a veces anda reprimido, un abrazo!
Hermoso

la quiltra dijo...

a veces la dejo salir... la cuido del mundo para que siga siendo una niña, no vaya a ser que crezca!!!!

Oriana Lady Strange dijo...

No siempre se puede liberar, mi niña, a veces, llora en soledad.
Muy buena entrada!!1
Cariños...

TORO SALVAJE dijo...

A mí me asusta la vieja que serás.
No falta mucho.

Julito Chés dijo...

Ojo con los niños, no conocen la diferencia entre represión y cortesía.
Es cierto que algunos adultos tan poco pero es que probablemente aún no dieron el salto.
Un beso.

Julito Chés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LENA MILLER dijo...

Me he visto en esa niña que describes. Es bastante parecida a la mía.
Sabes? la sociedad y los años nos enrevesan, la perspectiva del niño siempre es sencilla y sin ataduras.
¿Porque lo complicamos todo?

Pd. Me encanta la fotografia!! dice mucho.

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Qué gusto y alegría poder dar rienda suelta al niño que llevamos dentro. Lo malo que no me acuerdo de la última vez que salió de mí para ir a corretear. La niña que llevas tú es un encanto y seguro que una deslenguada. Me gusta y lo que escribe la adulta también ;-)

Juan L. Trujillo dijo...

Durante la niñez no se deja de crear, por eso no es bueno dejar de ser niño.
Un abrazo.

Lore dijo...

Adoro entrar por la puerta pequeña. Debo encogerme porque en mi altura actual no puedo deslizarme por ella como antaño, pero por dentro sigue morando en mi aquella niña risueña de rizada y desordenada cabellera que siempre miraba de frente y no cesaba de soñar.

Y es que no sé que tendrán las puertas diminutas del Imaginarium que me tienta constantemente. Ojalá nunca nadie perdiera la inocencia de la infancia...
Bello post guapa, me ha gustado.

Muchos besos Aniki.

Amapola Azzul dijo...

Creo que sí, besos.

moncat dijo...

Aspecte extern transgressor, però els seus ulls delaten innocència.

Arruillo dijo...

Qué dificil resulta conservar esos valores cuando la vida te va dando un palo tras otro. La niñez, la infancia está siempre presente, es nuestro punto de referencia, para lo bueno y para lo malo, pero el paso de los años, ya digo, termina doblándote la cintura.
Interesante tema, Aniquiladora.
Un abrazo

El collar de Hampstead dijo...

Yo soy niña muchas veces.
Y valoro mucho la espontaneidad,la sinceridad y la sencillez.
; )

Besos.

MaR-íA dijo...

LLega un momento en que en cierta manera desandamos el camino y cada vez nos gusta dejar libre al niño que llevamos dentro, los que no lo hacen o lo reprimen nos llaman locos, pero ellos se lo pierden, ser niño es sinónimo de libertad.

Un beso

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El texto me encanta, porque todos llevamos un niño adentro que nos respira irreverencias, que clama rebeldías. UN abrazo. Carlos

María dijo...

A veces me pregunto como es posible que alguna gente haya podido ser tan boba de utoasesinar a es@ ninñ@ que todos llevamos de serie y de por vida si cuidamos... para los que han tenido la desgracia de que se lo hayan matado otros, todo mi cariño y ternura. En fin, si nos dejan seremos las centenarias más jóvenes del asilo ¿Ok?


Un beso grande.
..feliz finde mi niña:))

Anónimo dijo...


No tengo tiempo para uno de mis -textos pero una opinion sobre -el boceto que nos muestras es de -intrepida belleza y el tacto para detallar tal -tinta-

Feliz Mes!!

chapiniki fotos dijo...

Efectivamente, no debemos perder ese niño/a que una vez fuimos, aunque no siempre pueda salir, es necesario que permanezca con nosotros. En mi caso, prefiero al adolescente inquieto y rebelde, jeje.

Besos y buen finde.

Goriot dijo...

Llevo a mi siempre carácter de niño en mi mente, tanto es así que cuando veo a un pequeño les ahblo con ese medio lenguaje gracioso de un aprendiz de idiomas.
Un besino.
Goriot.

Sheol13 dijo...

El niño esta presente y sale a jugar siempre que puede. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Adoro a la niña que llevas dentro. Pero es la mujer que escondes tras esa niña a la que desesperadamente anhelo.

Tuyo.

JR

Mavi en blanco dijo...

Y a veces canto "El cocherito, leré...-" no se puede dejar de ser niño, o moriremos.
Abrazos
Mavi

Mavi en blanco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
decero dijo...

aaah sí, yo la dejo asomar de cuando en cuando. me encanta liberarla :)