miércoles, 5 de enero de 2011

Velada invernal


El día amaneció frío y lluvioso. La mujer cerró los ojos y respiró hondo. Se sentía invadida por una desagradable sensación de aburrimiento. Mientras se duchaba, decidió que no iría a la peluquería. La melena suelta bastaría para despedir el año. También pensó en el vestido verde malva que había comprado para la ocasión, y decidió que era demasiado llamativo. Cuando salió de la ducha, anuló su cita con el peluquero y sacó de la maleta el vestido nuevo y lo volvió a colgar en el armario. Se decantó por un sencillo vestido negro, unas medias y unos zapatos planos. Ya no necesitaba la admiración reverente de los demás. Tampoco la deseaba. Cuando por fin terminó de hacer las maletas, se sirvió un café con Baileys y encendió un cigarrillo. La mujer se acercó a la ventana y pensó en la última vez que estuvo en la casa de montaña de su primo. Habían pasado dieciséis años. Y entonces recordó a David, el gran amor de su vida. Ella lo había abandonado dos años después de comprometerse y tres meses antes de la boda. Él nunca se lo perdonó y ella nunca se perdonó.
Y ahora estaba asustada. Temía reencontrarse con él porque aún lo amaba. La culpa la había consumido durante todos estos años. Y mientras miraba a través de la ventana, recordó las últimas palabras de David: “La verdadera visión llega cuando ya no se ve.”
Desgraciadamente, tardó demasiado tiempo en darse cuenta del verdadero significado de aquellas palabras.

51 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

menuda nevada...metafóricamente hablando

BLUEKITTY dijo...

¿Y por qué lo dejó si lo amaba?

Javier F. Noya dijo...

La culpa le consumió la vista...triste el empecinamiento de negar el amor, suele matar en vida. Besos.

alejandra dijo...

Los miedos son los que marcan nuestros caminos, todos con luces y sombras.

Bee Borjas dijo...

Impecable post. El miedo que impide avanzar, las decisiones que no nos atrevemos a tomar... Ufff... Nada más ni nada menos que la VIDA. Un beso!

delfin en libertad dijo...

Extraña decisión, cuando el amor es recíproco no se aleja al que se ama.
La malas decisiones siempre pasan la factura. Muy buena entrada. Abrazos!

RELTIH dijo...

FRASES, PALABRAS, LETRAS, PUNTOS, COMAS... SÍ QUÉ SABES HACER QUE EL LECTOR NO SE PIERDA NADA DE LO ESCRITO. TREMENDO RELATO. ME TRAMA.
UN ABRAZO

TORO SALVAJE dijo...

Yo creo que los sentimientos nos engañan.
Constantemente.
Y es tal el desamparo por el que caminamos a diario que nos volvemos frágiles, dubitativos e inseguros.

Besos.

Ojosnegros dijo...

Me ha puesto un poco triste tu historia.
Besos.

David Quintana dijo...

te dejo un abrazo.

Que los tres susodichos te traigas amor, mucho amor.

Valaf dijo...

A veces la montaña lo saca todo; a veces se comporta como un espejo. No todas las apariciones son malas: algunas traen consigo la paz. Y también la esperanza.

A mi me parece un relato más alegre que triste. Y muy hermoso.

Un beso, Ani.

Belén dijo...

Si es que muchas veces elegimos mal, pero es lo que hay...

Besicos

Abismo dijo...

Eso es el frío invierno... pero para todo el año... Buf!

Tal vez debía pensar en sacar el vestido llamativo y buscar otro amor...que el corazón da mucho de si ;D
Besos desde el abismo

Ana Galindo dijo...

Con la distancia, hay recuerdos que se distorsinan como en los espejos de las ferias...somos nosotros pero con formas distintas.
Me ha gustado muchísimo.
Un beso

El magnetista dijo...

Uf! Me encantó. Claro, para verse despues de tanto tiempo no hacen falta vestidos llamativos, mirame como soy hoy y dime si cuando me amaste aquella vez te imaginabas que sería esta: sin vestido llamativo y sin pelo recogido.

Es toda una declaracion de amor: mirame tal cual soy....asi, nevada y todo. Eso es lo que hay que ver cuando ya no se ve....

mi beso

Marisa dijo...

Dieciséis años no son suficientes para dejar de querer a alguien que se amó de verdad.
"La verdadera visión llega cuando ya no se ve"...Espléndida frase que confirma que vivimos con ceguera permanente. Quizás debiéramos reorientar el ángulo de nustras miradas...

Excelente el texto, Aniki, de una belleza extrema. Mi aplauso.

Un fuerte beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Bien escrito.

Alguien atrapado por su pasado.

Y el tiempo perdido, no se recupera jamàs.

Un abrazo

Jose Antonio dijo...

Muy intrigante el relato, me gustan los finales que no son finales, un beso

Kiya dijo...

Aniki, te felicito por este relato.
Cuando los miedos aparecen, fallamos en las decisiones.
Y la frase de David, todo un acierto.

Saludos.

acróbata dijo...

Y ante esto qué se comenta, ¿jugamos a personalizar las letras?, no, decididamente no...

Los recuerdos se inventaron para aprender de ellos no para continuar viviendo en ellos....Aquel que no perdona a quién se supone más quería o no sabe realmente lo que es el amor o simplemente no amaba tanto como creía.

Abrazos aniki..ah,que ya se me olvidaba...jeje...mucha suerte esta noche con lo Reyes Magos, espero que hayas sido buena y te traigan un poco más de lo que creas merecer.

Aldabra dijo...

Me encantaría que este relato tuviese continuación. Esa historia no puede quedar así. Biquiños,

Aniki dijo...

Hola, Aldabra. El relato tiene un antes y un después, pero no quiero cansar a los lectores con un post demasiado extenso, así que muchas veces me veo obligada a hacer recortes. Pero cuando me da por escribir un relato o una experiencia, lo hago de principio a fin. Quizá algún día decida postear el principio de la historia. ¡Quién sabe!

Besos.

Sentimientos! dijo...

Querida amiga
bellisimo relato,pero me apena demasiado su final.

Saludos

Antony Sampayo dijo...

Nostálgico tu post, debe ser muy triste que lo dejen a uno a pocos meses de una boda como le pasó a David, aunque si aún ama perdona; pero no olvida.

Besos.

Valverde de Lucerna dijo...

Me ha enganchado la narración desde el principio. Entiendo las dudas ante muchas situaciones y el miedo a comprometerse, no equivocarse...
Me ha gustado la escena cuando desecha el vestido nuevo y decide presentarse como es, ahí reside la verdad ser como somos y sin faltas envolturas.
Muy buena entrada.
Saludos.

Pilar dijo...

Vestida de negro, con zapatos planos y el pelo suelto, como si así pudiera volver atrás y perdir perdón.


(atrapada en la tela helada del relato)

Elchiado dijo...

Nadie puede negar que podría escribirse un relato igual de gris, o aún más, en el que la protagonista compartiese sus todos con "el amor de su vida"... es posible que nos guste pensar que somos capaces de hacer cosas imperdonables, cabe incluso la posibilidad de rellenar el sentido de una vida expiando la propia culpa... pero nunca esas son las únicas vías que pueden tomarse. Existen muchas otras, más atrevidas, más generosas y mucho más capaces de forjar personas excepcionales más allá de sus culpas.

De todos modos el relato es genial. Un abrazo.

Sheol13 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sheol13 dijo...

No vale lamentar batallas perdidas, ni lamer heridas que nunca curaran, afronta el destino, abrete al viento, salta al vació y recupera lo que pudiste tener o ser, construye tu destino. Un abrazo.

Tonet dijo...

me gustaría que tu historia fuese pura fantasía, me gustaría pensar que nunca es demasiado tarde, quiero pensar que nunca rehizo su vida, que el orgullo no importa, quiero creer que todo se una jugada de tu imaginación y bastaría una palabra tuya para que el milagro ocurriese.
¿la protagonista lo llamó alguna vez en esos 16 años?
Tu entrada me ha emocionado y conmocionado, no por la historia sino el precio que está pagando la "prota". Está condenada.

Me gustó mucho mucho volver a verte...pensé te habías ido.

Néctar de lluvia dijo...

La verdad es que es cierto que a veces tardamos demasiado tiempo en valorar lo que teníamos, por supuesto esa valoración ya la hacemos cuando lo más probable es que no podamos recuperar lo perdido.

Besotees.

KOKYCID dijo...

No entiendo las palabras de David, pero me da que mejor no llegar a entenderlas, no?.

Aniki dijo...

Si en lo más profundo de vuestro corazón pensáis que lo que habéis logrado durante tantos años de estudio y esfuerzo no puede ser abandonado fácilmente (ni tan sólo por amor), este pensamiento es, en él mismo, una atadura al mundo de las pasiones mundanas.

Besos a todos.

Cristelicious dijo...

Yo creo que casi todos hemos pasado por lo mismo alguna vez en la vida y todos hemos pensado...¿y si? Un fuerte abrazo.

Horacio Holiveira dijo...

ME ha encantado la entrada. El final es una estocada grandiosa. Te felicito.

Tonet dijo...

Dulce Aniki...siento molestarte otra vez, pero quería decirte que en mi post anterior "Una noche en la biblioteca Nacional" te incluí...espero que no te moleste.
No pude decirte nada antes porque tu blog estuvo cerrado.
Un abrazo enorme y feliz día.

Pd. he vuelto a leer tu entrada y es increible, de verdad...

Aniki dijo...

Por Dios, Tonet, no digas eso de que "sientes molestarme", pues para mí, lo más valioso que hay en este espacio sois todos los que me visitáis. He leído tu entrada. Oye, en serio, me ha emocionado verme ahí, te doy mil gracias por acordarte de mí. Además, es una entrada muy divertida y simpática. Te aplaudo, Tonet.

Un beso enorme amiga.

oliva dijo...

Estaba pensando si podría pasar en realidad esta historia de amor. Y recordé que hace poco conocí una historia real: una pareja vuelven a encontrarse después de veinticinco años y ambos se separan de sus conjuges, comenzando una vida común (ella es mi compañera).
Puede ser (oh!! día de Reyes), el amor verdadero no llega a desaparecer, descubriendo en la distancia cuales son los sentimientos innegables... (qué bonito!!).

Me gustó mucho, de veras. Sabes como lanzar tus palabras directamente a las emociones.

un abrazo.

guillermo elt dijo...

Esa frase puede llegar a tener varios significados, según la "cábala" interpretativa que uno quiera darle para llevarse las cosas a su terreno.

Lo importante de tomar una decisión, no es pensar en no arrepentirse, ya que es muy humano equivocarse, sino ser consecuentes con la acción tomada y responsables, asumiendo todas las consecuencias... Sentirse culpable???... No, nunca.

Besibrazos

Javir dijo...

¡Cuántas historias en tan pocas lineas!. Me ha encantado. Literal, encantado.
Un abrazo

Laura Caro dijo...

Nunca es realmente tarde si no nos hemos muerto.
Un abrazo, Aniki.
Y feliz año.

Antorelo dijo...

Aniki, gracias por entrar y comentar en tijerasdepapel. He dado un vistazoa tu blog y me gusta, me quedo como seguidor.
Saludos

plinnn... dijo...

Me alegro de seguirte! Tus textos me encantan:))) es bonito imaginar que acaban juntos, yo soy muy cabezota para el amor:)) un besote enorme de mucha felicidad en este nuevo mmxi :)))

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Aniki, bello relato, con matices y sentimientos encontrados... con una frase tan fuerte "la verdadera visión llega cuando ya no se ve" tan verdad como aquel amor que se extraña cuando ya no esta mas...

Excelente post, deseo que tengas un feliz 2011...

JALE

Caco dijo...

Vaya, te leo y siento la elegancia de la realidad que resuena con tacones y descalza.

Esa mujer, no ha está consumida del todo, aún viste un vestido negro, aún los químicos se activan para encender los sentires y hacer palpitar el corazón.

Me ha encantado la narración, y ese sabor agrio que dejas para mostrar las diferentes perspectivas de los acontecimientos.

Por último, me paso a agradecer tu paso por mi blog. Hoy me pego al tuyo con el gusto hambriento de tus palabras.

Saludos.

Blonda dijo...

Creo que durante los últimos seis meses le he dedicado varios textos al miedo.
Mi ataque de pánico fue la clara manifestación de que andaba con miedo a vivir,, aún sin darme cuenta.
Y fue como un despertador que suena en plena madrugada. Me obligó a levantarme, a vestirme y a salir al encuentro de todo aquello que estuviera detrás de mis límites "conocidos"

Y allá voy.
Vamos?


un beso!

May dijo...

Estimada Aniki:
Trás leerte he sentido una punzada de tristeza; me metí por unos segundos en el corazón del personaje y la sensación que me provocó fue de un vacío terrible. Erramos tantas veces en el amor, por no arriesgar, por temor, por cobardía, por orgullo; que no nos damos cuenta que en la vida, el amor es el principal motor que nos empuja a sentirse "vivos" y plenos.
Como siempre una delicia leerte, no cambies.
Un abrazo con todo mi cariño.

Alma Inquieta dijo...

Aniki,

que lindo tu blog y que bien escribes!

Me encantó descubrirte.

Te sigo desde Portugal, pero mi Estados de Alma también se escribe en tu idioma. Ojalá te guste.

Un beso.

Sergio dijo...

Aniki,

fue un placer leer tu velada y descubrir tu blog. Es lindo!

Gracias por tus palabras.

Te sigo desde El Puente.

Te dejo saludos argentinos,

Sergio.

Mar dijo...

Uf! Decisiones que se toman en la vida, siempre dificiles, acertadas o no, el tiempo lo dirá. Y esta vez, parece que el tiempo dijo no.

Bss

Jose bulnes dijo...

Preciosa fotografía Aniki.
Gracias por hacerte seguidora de mi blog jejejjej.

Saludos desde la tierra verde(Asturias).