martes, 5 de octubre de 2010

Niebla



Huyamos esta noche
antes de que el tiempo nos devore
y la tierra sepulte mi nombre.
Huyamos esta noche
antes de que la niebla se disuelva
y de nuevo la razón me apuñale el corazón.

Aniki

26 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Bien escrito.

La urgencia amorosa. Ahora. Tiene que ser ahora.

No hay mañana.

Ahora.

Un abrazo.

delfin en libertad dijo...

El tiempo implacable, incansable verdugo a veces.
Huir en libertad, sin razón, sólo ser. Precioso. Un fuerte abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

El poema es espléndido aunque duela.

Dan ganas de abrazarte y no soltarte.

Besos.

Juanma dijo...

Como bien dice El Gaucho, la urgencia amorosa no entiende de tiempos, ni de miedos, ni de esperas o esperanzas. Hablamos de un ya que has atrapado perfectamente en este delicioso poema.

Besos.

KOKYCID dijo...

Buf.Los pelos de punta.

Francisco Javier dijo...

Hola Aniki gracias por visitarme en su momento, hacia tiempo que no entraba al blog, pero aqui estoy devolviendote la visita, y esperando aver que me iba a encontrar, un blog muy llamativo, lleno de colores con aromas sutiles y textos sublimes. Un besazo, hasta pronto.

Valaf dijo...

Me parece muy bueno. Y muy triste, pero con una fuerza irresistible.

Un beso, aniki

Bucan dijo...

Quizás deberíamos huir de nosotros mismos, harto difícil.

Pero si se trata de huir, pues huyamos.

José Antonio Fernández dijo...

Hay que aprovechar el momento antes de que la razón se imponga.
Un abrazo.

Ojosnegros dijo...

Rotundo y pasional, me encanta.
Espero que la niebla no se vaya hasta que tú no quieras.
Besos.

Javier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amelia Díaz dijo...

Un honor tu haiku.
Un placer tu visita.

Agradecida te traigo uno para ti:

Niebla en la noche
cubre la oscuridad.
Nace un poema.

Besos

Sakkarah dijo...

Preciosa huída. Muchos besos.

Poeta Del 2012 dijo...

Precioso, Le dedicaste un poema a Octubre y que lindo regalo..

Anónimo dijo...

No hay razón que el corazón no pueda vencer. Bonito.

Noa.

Javier dijo...

bonito :D

Thayah dijo...

Vivir, vivir ese momento mágico intensamente pues quedará para siempre.
Muy bonito Aniki.
Besos

Gaearon dijo...

...pero no me abandones en tu huída.
Sabes que no lo soportaría.

Besosssss

El Mar...Siempre el mar dijo...

Hay urgencia en tu poema. Hay urgencia en ese amor.
Cuando en el amor hay urgencia ... es inevitable su huida.

Mi mejor sonrisa para ti

Marisa dijo...

Huyamos de los asesinatos de la razón, de la niebla que entumece huesos y corazón; huyamos de la realidad difuminada para adentrarnos en la difuminación total. El final será el mismo, pero habremos navegado libremente el ese mar de niebla donde la luz se reflecta más para relejar mejor los sueños.

Breve, intenso, perfecto.
Un beso de "carpe diem".

Mente_vaga dijo...

Toda una declaración de principios en la que no hay principios que nazcan de una declaración razonada. Huir premia el impulso y la emoción, pero nunca nos libra de nosotros mismos. Por eso, al huir, nunca volver la vista atrás.

Muy conseguido el poema.

Gracias por tu visita, eres muy amable.

Besos.

lemaki dijo...

Sin duda, la mejor advertencia, no un admonición; desaparecer con esa persona antes de que nuestro tiempo inexistente se encargue de evadir su recuerdo y su verdad, para no hacer un muerto o para no hacer un hijo... me gustó mucho tus versos.

saludos.

Nómada planetario dijo...

Hay razones tan homicidas como fusiles. Desvaríos tan salvíficos como una isla en medio del naufragio.
Saludos.

Sergio G.Ros dijo...

Una huida llena de amor, no es huida sino un comienzo, y en todo comienzo hay una pizca de aventura y esperanza. La sal de la vida, ¿no?Bonito poema. Besos.

AdR dijo...

La niebla son como los cuerpos, uno nunca sabe dónde empiezan y acaban. Yo he llegado a sustituir cuerpos ausentes por bancos de nieblas espesos.

Besos

PACOCAO dijo...

muy bueno tu poema