martes, 7 de septiembre de 2010

Premio Darwin


Eso que dices no es cierto. Que tú hayas estudiado más que yo no significa que seas más listo ni más inteligente. Precisamente, porque eres más tonto has necesitado más años de aprendizaje. Pero, ¿a dónde vas? Venga, no te enfades, hombre, y siéntate. Por cierto, no te he contado que hace unos días conocí a un tío muy interesante, y muy inteligente también, nada menos que piloto de aviación. Estuvimos charlando de todo un poco. Y de repente, va y me suelta que deberían darme un premio por lista. ¿Que qué premio? Pues, no sé, ahora no recuerdo bien, creo que dijo algo de Dar… ¡Darwin!, sí, ese mismo. Me dijo que si continuaba así, muy pronto me darían el Premio Darwin. Y la verdad, yo no sabía de qué me hablaba, pero un premio es un premio, ¿no?. Oye, ¿a qué viene esa sonrisita? Yo no le veo la gracia, la verdad. ¿Cómo dices? ¿Un premio póstumo, el Darwin? Anda ya, hombre, tú lo que estás es celoso. A ver, quita de ahí, que yo tecleo más rápido.
Pues vaya, tienes razón, aquí dice:
“UN PREMIO DARWIN ES UN PREMIO IRONICO QUE SE BASA EN EL SUPUESTO DE QUE LA HUMANIDAD MEJORA GENETICAMENTE CUANDO CIERTAS PERSONAS MUEREN POR UN ERROR ABSURDO O UN DESCUIDO. EL PREMIO DARWIN SE CONCEDE DE FORMA POSTUMA.”
Pues vaya, qué mamón el tío, ¿no?. Pero, qué dices, hombre. ¿Por qué iba yo a ofenderle? Yo sólo le solté un par de frescas cuando se me puso en plan machista; que si las mujeres somos unas miedosas, que si los mayores logros y descubrimientos tienen nombre de hombre... Y claro, ahí me piqué. Fue entonces cuando le pregunté: oye, ¿tú utilizas casco cuando pilotas? Y al responderme que "sí", le pedí que me explicara para qué sirve un jodido casco si te metes una yoya a 3.000 metros de altitud y a una velocidad de 500 kilómetros/hora. También le pregunté para qué servía un paracaídas cuando uno está a 20.000 metros de altura, vamos, que cuando se abre el paracaídas ya te han dado cinco o seis infartos. Le dije que me parecían unos grandísimos inventos, sí. ¿Que qué me respondió? Pues eso, que si seguía así, muy pronto me iban a dar el Darwin ese. Calla, calla, no me asustes, ¿eh?, aunque, visto así, quizá tengas razón, y el tío no tenía otra cosa en mente que estrangularme, no sé... En fin, oye, que me da igual, que una es como es y no todos son como tú, que me aguantas desde hace, ¿cuánto?, uf, ¿tanto ya?, qué horror, ¿no?.
Aniki

22 comentarios:

Mayte dijo...

Bravo Aniki, me ha encantado. Se me ha escapado alguna que otra sonrisilla, de esas complices que sabemos las mujeres.
Así es, una es como es...
Y para premio, yo te daría el premio a la audacia y flanqueza. Sin más. jejeje.
Un besito guapa, me encantó leerte hoy, de verás.

El Gaucho Santillán dijo...

Premio Darwin. es para pensarlo.

Làstima que sea pòstumo.

Prefiero cosas en vida.

(y si hay efectivo, mejor)

Divertido, Aniki.

un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Jajajajajjajajaa el premio Darwin jajjajajajjaaa, no lo había oído nunca, jajajjaja, hoy mismo voy a proponer a varios candidatos.

Besos.

José Antonio Fernández dijo...

Je, je. Como son algunos hombres; ah, y algunas mujeres.
Un abrazo.

Valaf dijo...

Jajaja...genial.

Eso del casco, jajaja. Yo creo que lo llevan porque mola más. ¿Te imaginas a esos de Top Gun con una gorra y con gafas de sol?

Un petó, aniki

Javier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bucan dijo...

Aniki, no te pases. Llevan casco para no golpearse la cabeza si el avión hace una pirueta algo violenta.

Lo del premio Darwin es muy acertado. Se lo dan a gente tan estúpida que hace cosas que no pueden acabar bien. Su muerte ayuda a mejorar la genética humana. Je, je.

Hay una película que se titula así, Los Premios Darwin. Uno de los casos que cuenta es el de un tío que acopló un cohete de ayuda para despegue de un gran avión de carga militar USA a un coche y fue a probarlo en una gran carretera americana recta. En pocos segundos despegó del suelo mientras el coche se iba destrozando a piezas.

Los de un coche que iban en sentido contrario fueron a la policía a denunciar que habían visto a un OVNI. Los restos del coche y del tío los encontraron estampados contra una montaña a varios kilómetros. Tal como lo cuentan en la película te descojonas.

Lúnula Celeste dijo...

Hola Aniki, pues que divertido ha sido leerte.
La verdad, muy gracioso y ocurrente.
He de quedarme aqui, para seguir leyendo.

Gracias por comentar mi poesía.

Saludos desde Argentina, Celeste.

Thayah dijo...

Un escrito divertido, fresco, ágil y fácil de leer. Gracias aniki.
Muacks.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Bueno, al menos el tío no le dijo como suelen decir: "yo no hablo con mujeres" jajajaja
Me encanta este personaje, Aniki
Abrazos, amiga!

María Arteaga dijo...

Hola Aniki.

Me ha encantado y una sonrisa se ha escapado :-)
Besos

Marisa dijo...

Los premios Darwin se dan a las personas que brillan por una sinceridad lúcida y aguda.
Felicidades por ese premio tan merecido.

Un texto estupendo. Besos.

J.Lorente dijo...

Yo voy a inventar para ti el Premio Groucho... Por lo bien que sabes sacarle la punta a la situación.

Me ha encantado.

Un Beso con Premio, Aniki.

alejandra dijo...

Jajajajajaja, me he reido mucho. Muy ingenioso

Alvaro dijo...

Gracias por pasarte por mi blog!

Muy interesante, gracioso el premio Darwin jaja!


Saludos!

KOKYCID dijo...

¡Lo que me he reido...! Mejor un Darwin que una Concha o un Principe de Asturias. Jajaja.

Taty Cascada dijo...

jaja... Muy ingenioso, tengo varios candidatos para el mencionado premio, pero me pregunto, ¿tendrán tantos trofeos para entregar?.
Un beso.

lemaki dijo...

Esta es la Aniki que me encanta... típica frase de mujer, pero ezque... tus relatos son originales y de los más creativos.

Pues sí, estoy de acuerdo... tío listo, para qué quiere un piloto un casco, si en caso de accidente (lo siento por la tosquedad y falta de finura) será muy muy serio y grave, por no escribir mortal...

Divertido y chispeante, lleno de realismo ... vaya crónica que me ha salido... muy bueno.

saludos.

mágico dijo...

No harían falta cascos ni paracaídas si hiciesen los aviones del mismo material que las cajas negras, jajaja....

Ala, estás nominada, por hablar!

Besitos

azpeitia dijo...

Aniki...sí...lo corroboro debes ser muy inteligente...porque tu relato lo és...y a mi me gustan las mujeres...los seres humanos inteligentes, siempre aprendemos mucho de ellos..el Darwin que se lo den a otro...tu mereces otro premio...por ejemplo el "luz azul" que acabo de inventarme...un beso y un abrazo desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia

Anónimo dijo...

Me ha parecido divertido e ingenioso. Gracias por compartirlo.

Noa.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me ha gustado, jajaj sobre todo eso, de aquellos que vienen mejorarán... jajaj y un mojón... jajajaja que miren los exámenes de selectividad del los último 30 años, a ver donde estaba el nivel (y eso por poner un ejemplo)...

Saludos y un abrazo.