martes, 24 de agosto de 2010

Un día gris



Date prisa, hombre, mira qué hora es. Ahí están los ascensores. Sí, ya sé que está en la planta primera, lo que no recuerdo ahora es en qué sala. ¿Estás seguro de que está en la siete? A mí me suena más la cuatro. Mira, ahí está la sala siete, vamos. Y sobre todo, no olvides que un gesto de afecto vale más que mil palabras. Por cierto, ¿sabes cómo se llamaba el muerto? Ah, Luis, vale. ¿Y era muy mayor, el hombre? Por Dios, ciento cuatro años, qué barbaridad. Mala hierba, fijo, lo más probable es que no haya hecho otra cosa que joder al prójimo a base de bien. Que si Dios ha tardado tanto tiempo en guiñarle el ojo es porque no le querría a su lado. Bueno, hombre, no te pongas así, que ya sé que era el padre de tu mejor amigo. Pero una vez oí decir que era un miserable de cuidado, de los que no daban una limosna ni a punta de pistola. Y ahora cállate y déjame a mí. Verás, verás qué bien lloro...

Ay, señora, qué pérdida tan lamentable, no sabe usted cómo lo sentimos. Pues no, señora, no, aunque no tuvimos la ocasión de conocer en vida a su difunto esposo, nos hablaron muy bien de él. Mi marido, aquí presente, es un buen amigo de su hijo. Fueron juntos a la Universidad. ¿Qué dice de Polonia?. No, no, en España, señora, estudiaron en Barcelona. Mi marido no ha estado nunca en Polonia, de hecho, no sale del barrio. Y ahora, si me disculpa un minuto, señora, que no sé qué intenta decirme mi esposo.

Oye, ¿qué hacías, ahí, detrás de mí, dándome pellizcos en el brazo? Qué maleducado. Venga, dime de una vez qué querías. ¿Cómo dices? Ay, Dios, yo te mato. ¿Me estás diciendo que nos hemos equivocado de sala? ¡Serás bobo! Ya te dije en el ascensor que era la sala cuatro y no la siete, pero tú, erre que erre. Y ahora qué le digo yo a esta pobre mujer ¿eh?. Anda, vámonos. Necesito que me dé el aire. ¿Cómo dices? ¿Me estás pidiendo que te acompañe a la sala cuatro? Te diré lo que voy a hacer como no te calles. Voy a alquilar una sala con tu nombre en oro para que no se pierdan los que vengan a velarte. Y no me hables, ¿eh?, no me hables durante los próximos cien años.

Aniki

28 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Suele pasar.

Una vez, en un funeral, (del padre de un amigo) estuve tan nervioso que, al darle el pèsame, le dije (fuerte): "TE FELICITO".

Si, ya sè. Me tengo que matar.

El relato es bueno, igual.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Que personaje el de esa mujer!!!
Me tiene abducido.

Lo bien que pelearía yo con alguien así...

Besos.

Marisa dijo...

Un relato tan espléndido como divertido.

Me ha gustado mucho como a través de la única voz de Ella has plasmado la voz de Él y el de la Viuda. A través de un "yo" has expresado dos terceras personas. Muy original, Aniki, y muy bien trazado.

En cuanto al contenido, posee una gran verdad: es la imagen del deporte favorito de los humanos, "el no saber escuchar". Si dejáramos de escucharnos a nosotros mismos por solo un ratito y escucháramos a los demás, ahorraríamos en errores y aprenderíamos más de lo que lo hacemos.

Mi enhorabuena. Gracias por tu visita a mi blog. Yo me quedo entre la originalidad de tu interesante blog.
Saludos.

nocheinfinita dijo...

Ese pobre hombre ya está tardando en divorciarse de esa "cotorra", jjejje.

Muy bueno..

Un beso

noche

delfin en libertad dijo...

He disfrutado mucho leyéndote, situaciones que pasan, un relato bien estructurado con una formidable particularidad. Muy bueno!. Un abrazo.

Bucan dijo...

Buena escena costumbrista de humor negro. Veo que le pegas a todo.

La verdad es que cada vez andamos más acelerados, falta más tiempo para todo. No sería extraño que los fallecidos acaben dejándose para que los recoja el camión de la basura.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No hay nada mejor que seguir hablándoles...

Roberto Esmoris Lara dijo...

Pobre finadito...ya lo decía Gardel "todo es mentira, mentira es el lamento, hoy está solo mi corazón". Lo triste es que estas mujeres existen, y lo bello es la calidad de tu relato.
Besos, amiga

Juanma dijo...

Coincido con "toro salvaje", esa mujer es un personaje! Muy bueno.
Me uno a las tuyas y tuyos, ah no, ya lo estaba.
Beso!

genetticca dijo...

Pues me quedo con lo de mala hierva, mira tu. Pinochet, Franco, ...viejetes y muy malos, tanto que ni en el infierno los querian .Y Hitler porque se quito la vida el solito,o tal vez la muerte acudió en forma de suicidio para no ser sospechosa de nada, si no posiblementa aun le tendríamos perfeccionando razas. En fin amiga, un buen relato, simpatico o fúnebre, según el estado de ánimo.
Un beso.

Valaf dijo...

Jajaja...hombre, con una mujer así, incluso pido yo mismo la habitación para descansar en paz, jajaja.

Pues no, no sólo era la poesía, no.

Un petonet

Álvaro Tilo dijo...

Estupendo relato. Te felicito.

Te lo dije en mi anterior comentario. Me gusta lo que escribes y como lo haces.

La sonrisa de Hiperión dijo...

No tienen remedio los días que empiezan grises. Son grises y punto....

Saludos y un abrazo.

۞ Le Chevalier Mystérieux ۞ dijo...

Un relato esplendido...y un blog que atrapa!!!
Esos blogs con fondos negros esconden tanto misterio y belleza en sus escritos

Un gusto leerte!!!!

lemaki dijo...

El relato por el que me enganché (suena feo, pero me llamó mucho la atención) a tu blog, fue Dulce salitre y ahora, al terminar de leer este otro tan original y divertido, me he dado cuenta de lo bien que escribes. Supongo que por eso recordé el anterior, por la frescura del texto, la idea, lo irreverente y descarado.

Me gustó mucho (creo que me repito... tampoco soy creativa escribiendo comentarios).

saludos.

José Antonio Fernández dijo...

Je, je. Muy bueno. Eso es lo que ocurre a veces con la equivocaciones. En estos casos se conforma uno saliendo relativamente bien parado.
Un abrazo.

César Sempere dijo...

Me gusta como relatas lo cotidiano. Esa acidez que se desprende de la realidad es lo que da valor a nuestra vida. Somos lo que describes.

Muy bueno.

Un beso,

MR. MC.DONALD dijo...

HOLA Q TAL. COMO ANDAS??? DE VERDAD ME FASCINA TU BLOG Y LAS IDEAS PLASMADAS EN EL POST, DE VERDAD ERES EXCELENTE!!! TE INVITO A MI OSCURO, DEPRESIVO, NOSTÁLGICO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MÁS SINCERAS IMPRESIONES DE ÉL. GRACIAS Y SALUDOS, PAZ Y AMOR PARA TI:

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

alejandra dijo...

jajajajajaja, con una mujer de esas ya no nos hace falta ni pensar...

Shang Yue dijo...

los entierros y velatorios a los que yo asisto no tienen tanta chispa!

lo que daría por conversar con una mujer así...

Bucan dijo...

Aniki, me ha gustado mucho tu comentario de que si Carla Bruni era puta por preocuparse de Sakineh, la condenada a lapidación en Irán, tu eras reputa.

Menuda chusma de ayatollás, talibanes y jeques que han hecho presa en la mente de más de mil quinientos millones de personas que siguen al Islam, cuya principal aportación suele ser mugre y parásitos intestinales entre sus sufridos creyentes. Parece mentira que estemos en el siglo XXI.

TORO SALVAJE dijo...

Pues yo vivo cerca del mar y no me llega el aroma a salitre...
Solo lo huelo cuando voy a pasear al lado del mar.

Besos.

merce dijo...

Que bueno, me gustó ese toque...acído.

Un abrazo Aniki

aniki dijo...

Jajajaja, Toro. Anda, ve y comprueba cómo con un poco de imaginación se pueden sentir los más diversos aromas...

Un besazo.

Manuel Palacios dijo...

jajaja supongo que así contado tiene gracia, pero en ese momento debes de pasar un mal rato... menos mal que tienes arte para expresarlo :D

Un besote!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

el mismo día que al otro lado del mundo...

Javier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KOKYCID dijo...

Tìpico de Mr. Bean... Muy bueno.